Coro Ciudad de Guadalajara

Coro Ciudad de Guadalajara

sábado, 20 de diciembre de 2014

Emotivo colofón de nuestra “Misa Criolla” de Ariel Ramírez


Por fin puedo colgar en el panel de mis recuerdos este singular cuadro de magia y emociones, pintado con cientos de colores que han llenado la paleta de experiencia, arte, sensibilidad, compromiso, ilusión, gran profesionalidad y calidad humana.

Colores mezclados con la genialidad a la que ya nos tiene acostumbrados nuestra admirada directora, ahora pintora de este lienzo que, compás a compás y nota a nota, ha ido transformando en impresionante tintura, impregnando el pincel con el que ha trazado este admirable cuadro musical.

¡Y qué colores!:



El aterciopelado azul de Cesar,





El verde esperanzador a la vez que enérgico de Velasco,




El amarillo y naranja de 
Erkki y Pablo,





El brillante magenta
de Margarita








Y los vibrantes marrones
y rojizos
de Carlos y Ricardo,



Todos ellos arropados por un arcoíris multicolor de casi setenta ilusionantes voces que han permitido plasmar en mi memoria un paisaje imborrable.



Espero no olvidar vuestros nombres, pues no he sido dotado con ese talento que en otros destaca, lo que si prometo es no olvidar vuestro virtuosismo, arte, simpatía y sobre todo vuestra amistad. 

Quiero recordar también a los que no han podido estar presentes y que tanta ilusión derrocharon. Mi homenaje a todos ellos. 
video

¡Hasta pronto!


lunes, 8 de diciembre de 2014

Primeras tres interpretaciones de la Misa Criolla


No han pasado aún 24 horas desde nuestra última representación de la "Misa Criolla" de Ariel Ramirez en Jadraque (Guadalajara) y ya lo estoy añorando.

He disfrutado de las tres interpretaciones hechas en Guadalajara, Humanes de Mohernando y Jadrque, pero especialmente de esta, no se si por ser la última de esta primera fase, por tener mayor confianza o quizá por haber conseguido que la música, el entorno y el público provocaran en mí lo que siempre imaginé que supone el éxito para los auténticos artistas como los que nos han acompañado.

Por eso, en homenaje a todos vosotros: Elisa, César, Pablo, Erkki, Velasco, Margarita, Carlos y Ricardo, os dedico esta composición, usando como base el fantástico cartel anunciador del evento (y con permiso de su virtuoso autor).

Y como no puede ser de otra manera, doy con ello también las gracias a todos mis compañeros, pues sin ellos, este sueño no habría sido posible, así como a ese público que tan acaloradamente nos aplaudió y reconoció nuestro trabajo.


Y ahora, a esperar impaciente al 19 y 20 de diciembre para volver a disfrutar con intensidad de las próximas interpretaciones en Molina de Aragón y en Brihuega.

viernes, 5 de diciembre de 2014

¡Un estreno para recordar!

No cabía un alma más en La iglesia del Carmen!. La expectación era abrumadora, concentrada no sólo en el público que casi la colapsaba, sino también en nosotros, ya que sin darnos cuenta sentíamos ser protagonistas de un momento único. Se estaba cumpliendo con creces la intuición que momentos antes del comienzo me invadía.


El frío sufrido en la larga espera, bajo el pórtico de la iglesia, no fue suficiente para mermar nuestra concentración. Tapábamos nuestras gargantas con las manos a modo de bufanda,  mientras contábamos con impaciencia los minutos previos para acceder a la iglesia. Ya los aplausos del público en nuestro caminar hacia el altar fueron suficientemente motivadores y presagiaban ese momento mágico esperado.

"El Yaucano", "Niño Manuelito", "Los tres Reyes" y "El Nacimiento", villancicos que hasta hace pocos días desconocía al pertenecer a un repertorio de cultura hispanoamericana poco conocido en estas latitudes, los hicimos nuestros, fluyendo de nuestras gargantas de una forma tan natural que pareciera escucharse un conjunto andino (salvando las distancias por supuesto).

Los primeros compases de la "Misa Criolla" de Ariel Ramirez provocaron en mi la sensación deseada. La música fluía como sangre por mis venas y descubría atónito como trazábamos, pincelada tras otra, ese mágico cuadro de color que en los ensayos días antes ya había imaginado. 
El resultado fue mas que el esperado. No me resta más que dar las gracias a todos los que han hecho posible vivir este momento y desear que en los próximos cuatro conciertos que están por venir sienta al menos igual satisfacción.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Un apretado ensayo general.

Un “concentrado” ensayo general fue el que ayer vivimos en muchos sentidos, pues tanto el reducido espacio en el que nos colocamos, frente al altar de la Iglesia del Carmen, -situación ya vivida con la interpretación del “Requiem de Fauré”-, como la demandada hora de salida indicada por el pastor de la parroquia, nos llevaron a proceder con ciertas prisas y un desorden inicial que rápida y marcialmente Elisa supo atajar. 


Por fin pudimos comprobar cómo el sonido de la flauta andina, la de pan y el charango, instrumentos tocados con gracia y habilidad por los genuinos músicos venidos de Barcelona, daban todo el sentido musical criollo al conjunto que ya disponíamos. 


Cierto es que el equipo de audio y megafonía no permitió oír la instrumentación con claridad, pero confío que mañana será todo perfecto, pues todo está dispuesto ya para que “concentrados” en todos los sentidos, volvamos a ser capaces de sorprender y cautivar al público, pues la dedicación, esfuerzo e implicación de todos nosotros, unido al privilegio de contar con unos envidiables profesionales, harán posible de nuevo esa magia musical que ya me he acostumbrado a disfrutar.




jueves, 27 de noviembre de 2014

¡Nuestras voces resonaron de nuevo!



La planta octogonal de la iglesia de San Juan de Ávila ha servido de singular encuadre para ser testigo de nuestro segundo ensayo de la "Misa Criolla" al completo. En el que contamos con la presencia de un público inesperado, que rompió en aplausos al escuchar atónitos el impecable sostenido del tenor solista, arropado por el coro, en el amén final del "Gloria".


César Narbona
Ni el frío del recinto, ni la erguida posición de nuestros cuerpos durante las dos horas de duración del ensayo, parecen haber hecho mella en nosotros, manteniendo la concentración prácticamente hasta el final. Gracias sobre todo a nuestro ya admirado tenor Cesar Narbona que, con su voz, trazó con precisión, como un pincel en mano experta, el colorido cuadro musical gestado con igual destreza por la artista artífice de este singular lienzo.


Lienzo en el que se vislumbra una belleza escondida, que a simple vista no puedes apreciar, hasta que, con atenta mirada y fino oído, descubres que te inunda con su textura, su color, su armonía y comprendes que estás dentro del paisaje en el que, aunque como un pequeño escorzo, sientes que formas parte del todo.

Ya no me queda más que comprobar, como el último trazo del pincel perfile y remate este cuadro singular, para colgarlo en mis recuerdos y poder así admirarlo para siempre.

jueves, 13 de noviembre de 2014

A las puertas de un nuevo proyecto...Misa Criolla de Ariel Ramirez

Ha sido largo el camino hasta llegar al día de hoy, pero ha merecido la pena. Después de unos largos meses de ensayo, por fin hemos conjugado nuestras voces con la del entusiasta tenor - Cesar Narbona - que nos acompañará en nuestra nueva andadura. La representación de La Misa Criolla de Ariel Ramirez.


Apasionada, emotiva, rítmica, trascendente,.. se me ocurren muchos calificativos para describir la obra que, letra a letra, compás a compás, hemos conseguido grabar en nuestras memorias y descubrir, en mi caso, con admiración, la pasión que transmite en todas sus piezas. Y aunque compleja para los profanos en el ámbito del conocimiento musical, con el entusiasmo y dedicación necesaria, nos hemos embarcado en una ambiciosa travesía que promete mostrarnos ilusionantes paisajes y emociones que sin duda compensarán con creces nuestra dedicación.

Por eso, quedo inquieto y deseoso de volver a oír de nuevo las piezas, que "in crescendo" alcanzan en la mitad de la obra, "Credo", toda su fuerza y vibrante sintonía, siendo en el "Sanctus" y finalmente en el "Agnus dei", donde la melodía te envuelve como un suave manto y la voz del tenor consigue aterciopelarlo manteniendo la tensión vocal hasta la última nota, semejante a una caricia que consigue estremecer hasta el último bello de tu piel.

No quiero que el tiempo transcurra..., aunque, por un lado, cierta ansiedad me lleva a desear que así ocurra y poder disfrutar de nuevo de otra grata experiencia con la primera representación de la obra el próximo día 5 de diciembre y por otro, sé que con la última representación, desearé que todo vuelva a empezar de nuevo.

sábado, 21 de junio de 2014

Y por fín!...Llegó el día de la presentación

Me quedo con el momento compartido,
los gestos, las sonrisas, las miradas...
reconocidas y ajenas, todas ellas de grata compañía,
siendo cada una cómplice de la experiencia vivida.

Y aún inmerso en la hermosa sintonía,
que como un suave velo me envolvía
fui consciente de todas las presencias, 
hasta de aquellas que no eran evidentes,
pues el ánimo...aunque viniera lejano,
transmitido con cariño y con el corazón,
se reflejaba también en el ambiente,
sintiéndolo presente y muy cercano.

Me quedo con los aplausos
que en mis oídos melódicos sonaban,
y acrecentaban más aún mi nerviosismo,
si bien, a su vez la confianza daban,
como el que obtiene un premio,
el beneplácito o el reconocimiento tan ansiado.

¡Quién no disfruta de un regalo
que generosamente se te ofrece!,...
yo realmente lo he hecho, pues para mí,
todo esto es un regalo inesperado,
con un gran envoltorio,
que no quiero terminar de desprender.

Y seguir siempre así, inquieto e ilusionante,
pensado una y otra vez en su contenido,
para que, al terminar de abrirlo,
me sorprenda gratamente,
y confirme que toda esta andadura
da finalmente el fruto merecido.






viernes, 20 de junio de 2014

Ensayo general con la Escolanía


Hoy los niños nos han vuelto a dar una muestra más de compromiso, disciplina y seriedad en su ensayo, pues nos han vuelto a mostrar su calidad interpretativa con las diferentes piezas que formarán parte del repertorio de presentación de la Escolanía y que compartirán con nosotros, al igual que una de las piezas del mismo, siendo nuevamente ilusionante volver a cantar con los niños y en especial con mi pequeña Andrea. 

Una vez ensayada la pieza "Deep river" con los niños y comprobado nuevamente que la emotividad del momento inundaba la sala y se transmitía hacia el exterior del recinto, volvemos a situarnos para acometer el Ensayo General del COCIGU para la ya nombrada presentación de mañana. Hoy habrá que esforzarse más si cabe, al menos como regalo de cumpleaños que hoy celebra nuestra directora Elisa, 32 envidiables años que demuestran su precocidad en su impecable labor musical y que motiva aún más la implicación y compromiso en el proyecto que estamos viviendo.

Ha sido realmente intenso y motivador, pues parece que con la concentración de todos hemos podido alcanzar momentos que hasta podrían confundirnos con profesionales (modestia a parte, jeje). Lo más emocionante a sido cuando Elisa en un momento concreto del "dirait on" ha exclamado, ¡se me pone el bello de punta!.

Ahora disfruto del momento y espero impaciente el día de mañana, con nerviosismo, emoción y sin duda con entusiasmo, ...sólo espero no defraudar a nadie.


Os espero a todos!!

martes, 10 de junio de 2014

Reanudamos nuestra actividad Coral

Después de un merecido descanso, coincidiendo con las vacaciones de la Semana Santa, volvimos a nuestros ensayos que ya casi me resultan cotidianos, con nuevas partituras y con la renovada ilusión de volver a formar parte de otro estupendo e ilusionante proyecto del COCIGU.

Siete nuevas piezas que interpretaremos nada menos que en el concierto de presentación del Coro Ciudad de Guadalajara el próximo día 21 de junio en la Iglesia de "María Auxiliadora" - Salesianos, a las 20,30 horas.


El mes de mayo no ha sido especialmente intenso en cuanto al número y exigencia de los ensayos. Dado que en estas fechas, se ha producido un acontecimiento esperado y aplaudido por todos nosotros, que ha venido a significar y aumentar el ya elevado Curriculum de nuestra admirada directora Elisa, resultando graduada como Directora de Orquesta por el Real Conservatorio de Música de Madrid. Y aún con todo, y salvo de forma excepcional el día del examen y el de graduación, a continuado fielmente con su compromiso con el COCIGU, cuestión que afianza y acrecienta mi admiración y respeto por su trabajo.


sábado, 12 de abril de 2014

Llegó el dia del estreno 12 de abril de 2014

No ha sido fácil prepararse para este momento, pero finalmente el día ha llegado. Se mezcla el nerviosismo con la impaciencia de comenzar lo antes posible la interpretación del Réquiem y Pavana de Gabriel Faurè.

Con mi pequeña Andrea
El compromiso es mayúsculo, no sólo por conseguir el objetivo para el que hemos sido eficazmente dirigidos por la mano diestra de nuestra directora Elisa Gómez, sino por el propio de comprobar si soy capaz de dar lo necesario para salir airoso de singular hazaña, pues a pesar de tener alguna experiencia - modestia aparte- de enfrentarme a pruebas de diferente calado; tanto lectivas como profesionales, siempre me ha faltado superar el obstáculo de expresar mis cualidades, de una u otra forma, frente al público. Aunque bien es verdad que en  mi añorada juventud conseguía hacerlo con arrojo y desparpajo, aunque esto era posible precisamente por tal envidiada condición.

Lo cierto es que ya no hay vuelta atrás, aquí estoy, ataviado con un riguroso traje negro y corbata de igual talante, eso sí, con una impoluta camisa blanca que ablanda la rigidez de la estampa. Acompañado de mi familia al completo. Presencia que apacigua en gran medida mi nerviosismo y más si cabe por la adorable compañía de mi pequeña Andrea, que conjugará con su blanca voz una de las piezas más hermosas de la composición, "In Paradisum".

Hay mucha gente esperando en la plaza de la pequeña iglesia del Carmen - quién sabe los que tendrán la fortuna de presenciar el evento, pues la limitación del aforo es más que conocida a la vez que preocupante -, a pesar de faltar al menos cuarenta y cinco minutos para el comienzo, contando con que este se produzca puntualmente, cuestión que actos eclesiásticos precedentes hacen más que improbable.

Familia de intérpretes y un amigo
¡No hay tiempo que perder!, una vez que Elisa comprueba la presencia de la mayoría de los participantes, entre niños y adultos, procedemos a transitar por un callejón contiguo a la placilla hasta desembocar en el fondo del mismo, en donde - casi de forma inesperada - se produce un ensanchamiento a modo de mirador, empezando a encajar uno tras otro cual piezas de ajedrez, ocupando nuestra posición asignada para que de forma disciplinada y tras la mirada e indicación de Elisa, comencemos a entonar nuestro ya consabido calentamiento vocal, no sin la presencia de curiosas miradas que asoman por ventanas y terrazas, advertidas de las voces que resuenan imprevistas bajo sus edificios, curiosa imagen que vuelve a quedar impresa en mi retina.

Ya todo está indicado, puntualizado y recordado, el camino hacia la iglesia se me antoja de mayor pendiente que la que minutos antes procedí a descender. ¿Será que los nervios se están apoderando de mí?. No quiero pensar en ello, sólo intento ocupar mi mente con las estrofas de las piezas del Réquiem que una y otra vez, hasta casi la exageración, he venido repitiendo desde dos meses y medio atrás. Y a pesar de la agradable conversación que mantengo con distintos compañeros del grupo consigo aislarme mentalmente para afrontar el momento.

Desde mi posición de espera en la fila de los barítonos y bajos que nos hemos situado junto al resto frente al pórtico de la iglesia, compruebo que ésta se encuentra colmada de gente, ¡no sé si conseguiremos entrar!, estaría gracioso....
Finalmente, una vez dada la indicación oportuna, procedemos a entrar de forma ordenada, manteniendo la posición y el paso firme, con el libreto en la mano izquierda, tal y como nos había propuesto Elisa. Y aunque la distancia hasta el altar, ubicación en la que finalmente nos situaremos ajustadamente, es de unos pocos metros, me vuelve a parecer enormemente distante. Entiendo que por la sensación de sentirme observado por tanta gente, familiares y amigos incluidos, en mi recorrido hasta mi posición final.

Obviaré el cuasi eterno prólogo que antecedió a la interpretación y que consiguió incrementar, en cierta medida, el nerviosismo que venía acumulando; debido a la insufrible situación de espera a la que nos sometimos mientras transcurría la oratoria interminable de un aparente amable señor que no alcancé ni siquiera a vislumbrar. Por fín, el director, ya para mí entrañable y cercano por su trato, Pascual Piqueras, apareció a escena y como si de un resorte o mecanismo se tratara, quedé automáticamente sometido a sus indicaciones, no sin perder de vista la atenta y expectante mirada de Elisa, que ocupaba un merecido puesto de privilegio en la primera fila de asientos y que desde mi centrada posición, casi en el eje de simetría del coro, conseguía contemplar no sin cierta inquietud por la expuesta situación en la que sentía encontrarme.

Ya con la primera nota mi sangre empezó a circular con mayor velocidad, experimentando un estado de concentración que se apoderaba de mí. En mi retina sólo aparecía la imagen de Pascual, aferrándome a sus indicaciones. Empecé con la cautela del inexperto pero con una sensación de seguridad que parecía ajena a mi propia voluntad, por lo que al momento me fuí adentrando en la interpretación de la obra como si trascendiera de mí y fuera otro el que con su voz estuviera utilizando mi cuerpo. La verdad sea dicha es que la sensación era de lo más placentera y en cualquier caso superaba mis expectativas en cuanto a todo lo que me había imaginado previamente.

Momento final de la interpretación.

Ahora, aunque pueda parecer intrascendente, confesaré que pude haberlo hecho mejor, pero no quedo por ello insatisfecho pues la experiencia, la admiración y el  reconocimiento de la gente; con sus aplausos, sus miradas, sus sonrisas, pagaron con creces mi entrega y mi esfuerzo y entiendo que el de todos nosotros, por lo que quedo enormemente agradecido. Primero a Elisa por su dedicación, seriedad y enseñanzas y como no por haberme dado su confianza desde aquella prueba del 18 de enero ¡parece que hace ya una eternidad!, luego a Pascual Piqueras, por su entrega, profesionalidad y saber hacer, que nos ha dirigido en un tiempo récord - únicamente en dos ensayos previamente al estreno - de la manera más eficaz y con un resultado que para mí ha sido más que espectacular. Cómo no a mis compañeros, que entiendo que en mayor o menor medida todos han dado lo mejor y han conseguido dar la apariencia de un grupo coral sólido y compenetrado y por último y no por ello menos importante, a mi familia que ha sabido soportar pacientemente mis ensayos caseros y repetitivos, ya hasta mi pequeño Carlos de 6 años entonaba conmigo ciertos compases del "Intoit and Kyrie".

Concluiré diciendo que para mí la experiencia ha sido más que satisfactoria y enriquecedora, por lo que presiento que este gratificante inicio, puede ser el preludio de una andadura que supondrá otra fantástica etapa de mi vida. Ahora sólo espero conseguir, en estas vacaciones que ahora comienzo, no seguir despertándome por las noches entonando cualquiera de las piezas del Réquiem o la Pavane que han quedado ya grabadas en mi memoria.

viernes, 11 de abril de 2014

El Ensayo General

Llego corriendo, sin tiempo para un descanso, el día ha sido agotador pero quiero dejarme la piel en el ensayo general que empieza hoy a las 18:30, día 11 de abril de 2014, en la iglesia del Carmen.
Cinco minutos después de la hora prevista llego casi sin aliento, no quiero perderme ni un solo segundo, pero... todos están en la plaza frente a la iglesia, los niños jugando y el resto, en corros más o menos organizados, en posición de espera distendida. Uf!, he llegado a tiempo!.
Al poco y después de ser informado convenientemente, compruebo que he llegado más que de sobra. Hemos de esperar hasta las 19:30 hrs. a que termine el viacrucis y la misa - ¡¡ y yo con estos pelos!!.  Consecuencia del preludio a la Semana Santa (paciencia pues).

Hora larga de espera y pasadas las siete y media de la tarde entramos a la iglesia, no sin antes haber calentado voces en el propio patio que antecede a la parroquia. Parecerá de risa, pero la seriedad y compromiso de nuestra directora hace que hasta el momento parezca natural. Todos entonamos en melódica armonía pese a las miradas ajenas.

Y ya por fin -sin detallar preparativos por no alargar la narración-, empezamos el ensayo. Ahora si me invade un hormigueo y no por la temperatura que contrasta en el interior de la iglesia. Siento, una tras otra pieza de la obra, la emoción y el nerviosismo de la responsabilidad de quererlo hacer lo mejor posible. Comparto este feliz momento con mi hija Andrea que se sitúa, en la pieza de "In Paradisum", a pocos metros de mí y compruebo con admiración, pese a su corta edad, a punto de cumplir los nueve años, su tesitura y seriedad en la interpretación. ¡Es como si lo hubiera hecho de siempre!.

Ya escuchar después a la soprano y barítono profesionales ha sido un verdadero lujo. Y al acabar, no siento la fatiga, aunque noto que la sangre vuelve a circular con normalidad. Lo que sí siento es la satisfacción de haber formado parte de este momento y de este proyecto. Mi satisfacción será completa y plena cuando mañana, en el estreno, todo salga como ya desde hace tiempo he soñado.

domingo, 6 de abril de 2014

Ensayo con la orquesta JOGU

Domingo 6 de abril, no hay tiempo para el descanso. Hoy no hay siesta ni reunión familiar, el compromiso se apodera de todos nosotros y quedamos para ensayar a partir de las 6:45 de la tarde en el Conservatorio "Sebastián Durón", con la Joven Orquesta de Guadalajara, dirigida por el también joven y virtuoso Pascual Piqueras - por ende director del conservatorio; ¡hay gente que le da tiempo a todo!.

Pues ya más intenso no puede ser!! y aunque hay ciertos momentos de descanso por los tiempos dedicados en exclusiva a la orquesta, la tensión y exigencia del director nos envuelve a todos como un manto musical.

Nada queda en el aire, todo se matiza y puntualiza, aunque ya venimos sobradamente aleccionados por Elisa, a la que se la echa de menos pues, a pesar del esfuerzo de todos, creo sentir que el resultado pierde efectividad y precisión. Aún queda otro ensayo general, en el que confío en que todos daremos el resto.


viernes, 28 de marzo de 2014

Hoy unimos las voces de la Escolanía con el Coro

28 de marzo, el ensayo se ha tornado angelical. Hemos empezado a ensayar con la Escolanía y su voces, llenas de color, dulzura e ilusión, me han cautivado; me imagino que al igual que al resto de mis compañeros.

Ha sido bonito ver como voces tan sutiles y delicadas han sido arropadas con nuestras voces rotundas y maduras, que con el cariño y ternura apropiado hemos conseguido casi "empastar" para sonar al unísono. ¡Qué no conseguiremos con la ilusión y el entusiasmo adecuado!.

Hoy, igualmente, ha sido algo agotador el resto del ensayo, pues las exigencias se van incrementando -como es natural- y cierta tensión va recorriendo el cuerpo conforme pretendes que tu voz se integre con la mayor exactitud: a tu cuerda, a tu entorno, al conjunto coral. Y piensas con cierta incertidumbre que ocurrirá cuando nos solapemos con la orquesta e sincronicemos toda la composición - Se te echará de menos Elisa, ahora que me iba acostumbrando a casi ni mirar la partitura y seguir con cierto hipnotismo el movimiento de tus brazos y labios...pero en fin, este era el trato, un reto más en mi bautismo coral.

Creo que todo merecerá la pena, pues así como siento que hay momentos de magia en ciertos compases de algunas piezas de la composición, confío en que con el ánimo y la implicación de tod@s conseguiremos nuestro objetivo, que no es otro, o así lo creo, que el de disfrutar al máximo y sentir con pasión y satisfacción nuestra interpretación en la singular y majestuosa obra del maestro Faurè, objetivo que no se conseguirá de otra forma mas que con el compromiso de tod@s. Ánimo y un abrazo.
Escolanía Ciudad de Guadalajara (Semana Cultural Conservatorio Sebastián Durón)

viernes, 24 de enero de 2014

Comenzaron los ensayos

Ya no hay vuelta atrás...
Ya estamos todos y esta aventura va a comenzar!.

Hoy 24 de enero hemos tenido el primer ensayo del Coro Ciudad de Guadalajara. Unas 70 personas, bajo la atenta mirada y supervisión de la joven directora Elisa Gómez, empezamos a conjugar con mayor o menor fortuna muestras variadas y como en mi caso, inexpertas voces, para interpretar el Réquiem de Faurè.

Comprobé como, de forma inverosímil, se produjeron ciertos momentos de sinfonía musical que consiguió despertar en mí una emoción inusitada, que se tradujo en un estado de bienestar y satisfacción que hacía tiempo que no sentía (desde mi joven experiencia en un coro de barrio que ya comenté).

Ya quedé inmerso y prendado, desde este primer día, del embrujo y atracción que provoca el compartir esta experiencia coral con el resto de mis compañeros y sobre todo de la virtuosa y sorprendente forma de dirigir de Elisa, amena, didáctica y no menos disciplinada manera de transmitirnos su musicalidad e interpretación de la obra en cuestión.

Todo ha sido enriquecedor y sugestivo. ¡¡Seguiremos progresando!!

sábado, 18 de enero de 2014

Cómo empezó todo esto!

Fué de un modo casual,...sin haberlo pensado. Comenzó con una audición a la que se iba a presentar mi hija Andrea para pertenecer a la Escolanía Ciudad de Guadalajara (ESCIGU) y después de casi dos horas de impaciente espera, pasamos a una sala en la que se encontraba Elisa Gómez.

¿Paso contigo Andrea? la pregunté sabiendo que lo más seguro es que me diría que no. Pero sorpresa; ¡si!, por favor papá, me dijo con la voz nerviosa de quien va a "examinarse". Yo solo buscaba su tranquilidad por lo que, casi tan nervioso como ella, pasamos juntos a la sala.

¡Lo hizo realmente bien!. Y entre anécdotas y comentarios de lo mucho que siempre me gustó cantar y de cuando lo hacía años atrás en un pequeño grupo coral, Elisa me animó y me hizo la prueba... Cual fue mi sorpresa que la superé!, al igual que Andrea, ya estábamos los dos en el coro y yo, sin pensarlo, en el Coro Ciudad de Guadalajara (COCIGU). Ya empecé a sentir cierta emoción...casi sin haberlo pensado.